Cómo afrontar el herpes genital con un bebe en camino

De los principales problemas que afrontan las mujeres que se han contagiado de herpes genital y deciden quedar embarazadas es la posibilidad de pasar a su hijo el virus al momento del parto, la buena noticia es que el contagio de herpes genital a recién nacidos es algo muy raro, de hecho se estima que tan sólo 1500 partos al año se ven afectados por esta situación, no obstante hemos recopilado información una valiosa que te servirá como guía para evitar transmitir esta enfermedad a tu bebe.

Como ya mencionamos el principal motivo de contagio del virus a recién nacidos es durante la labor de parto si la mujer en ese momento se encuentra atravesando por uno de los típicos brotes asociados a esta enfermedad. Este riesgo aumenta mucho más si el herpes genital fue contraído durante el periodo de embarazo, otra posibilidad aunque mucho menos común es que el contagio al bebé se produzca por brotes muy frecuentes de la enfermedad y en casos aún más extraños y por lo tanto menos probables el virus se contagia al nonato a través de la placenta, por lo general esto ocurre cuando la madre es contagiada durante el primer trimestre del embarazo lo cual puede llevar incluso a un aborto involuntario.

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen las madres que están atravesando por una situación como ésta es si la cesárea es la solución para mantener a salvo la vida de sus hijos, desde aquí te podemos aconsejar que si este es tu caso optes por practicarte una cesárea al momento de dar a luz. Esto es especialmente cierto si llegado el momento de traer tu hijo al mundo estás pasando por uno de los episodios de herpes en tus genitales, muchos especialistas en el tema destacan la importancia de mantener un tratamiento antiviral luego de cumplir las 36 semanas de embarazo ya que esto reduce las posibilidades de sufrir un brote al momento del parto haciendo viable esta modalidad.

Siempre has de colocar en una balanza que es lo mejor para el futuro de tu hijo, en este caso lo que se encuentra en juego es su salud durante toda su vida, ya que contraer este mal desde el momento mismo del nacimiento representará una gran carga para su desarrollo futuro sobre todo por el estigma asociado a esta enfermedad, lo que traerá como resultado una gran cantidad de dificultades en su desarrollo social.

Leer Más